Nuevas tendencias como el Doga fomentan esa especial conexión. La disciplina, nacida en Estados Unidos de la mano de Suzi Teitelman, es la unión de yoga + dog (perro). Pero no, no imagines a tu perro realizando posturas extrañas ni haciendo equilibrios imposibles. No es yoga de perros, ni yoga con perros: es yoga PARA perros. Consiste en compartir posturas basadas en el yoga con ellos, aplicando técnicas de masajes y estiramientos adaptados para ellos. Y es que el momento de calma es tan importante como la estimulación física y mental para conseguir un perro equilibrado.

Lo explica Patricia Guerrero, educadora canina desde hace más de diez años y la mayor representante de esta disciplina en España que ahora llega en exclusiva a Barcelona en una sesión gratuita de la mano de Maremagnum. Patricia fue formada por Teitelman, pero después de unos años estudiando los beneficios del Doga y las bases científicas en las que se basa (yoga, formación específica en musculación canina…) ha reformulado algunos conceptos de la disciplina para convertirla en una actividad que busca, esencialmente, el beneficio para el perro.

0
0 item
Productos agregados
Empty Cart